“Osiris: misterios sumergidos de Egipto”,una gran exposición en el Instituto del Mundo Árabe

Osiris-Mystères_engloutis

Hasta el 31 de enero de 2016,  se podrá ver en la sede del Institut du Monde Arabe de París, la exposición “Osiris, mystères engloutis d’Égypte”.

Esta sublime exposición “Osiris: misterios sumergidos de Egipto” aborda  la figura del dios de la resurrección, fundamental.  en la mitología egipcia. Según la leyenda esta deidad fue asesinada por su hermano Seth y luego fue  resucitada por su hermana-esposa Isis. Una historia clave en el Antiguo Egipto.

Esta muestra está compuesta por  enormes esculturas, pequeñas estatuillas de bronce, una espectacular estela de granito negro, barcas rituales, cerámicas, cazos mágicos, joyas, amuletos,  monedas, objetos de culto, cuencos, lámparas de aceite y un amplio complemento audiovisual.

Provenientes de la bahía de Abukir(Egipto), estas 250 piezas fueron descubiertas por el arqueólogo marino Franck Goddio, en colaboración con las autoridades de Egipto. La muestra se completa con otras 40 obras propiedad de los museos egipcios de El Cairo y Alejandría.

Los hallazgos rescatados del fondo del mar proceden  de dos destacadas ciudades Thonis-Heracleion y Canopo, sumergidas hace alrededor de doce siglos en el delta del Nilo, se estma  que por causas naturales, cuyos restos descubrió Goddio en el año 2000 con gran revuelo mediático.

Ya dos exposiciones han mostrado los primeros hallazgos relacionados con ambas prósperas urbes existentes entre los siglos VIII a C. y VIII d C. La primera, “Tesoros sumergidos de Egipto2 , viajó a seis ciudades, entre ellas París en el 2006.  Y su prolongación, inspirada en la famosa  figura de Cleopatra, pudo verse en cuatro ciudades estadounidenses de 2010 a 2012.

La  idea de dedicar una nueva vmuestra  a Osiris, deidad de la resurrección, la agricultura y los difuntos, símbolo de la fertilidad y de la regeneración del Nilo, fue lógica según avanzaron los estudios y los descubrimientos.

Así, junto al templo Amón Gereb de Thonis Heracleion  se hallaron  110 cucharones de ese tipo, llamados como “grandes reunidoras” por servir para mezclar las materias con las que reconstituir el maltrecho cuerpo de Osiris; en tanto que el Museo de El Cairo, fruto de las excavaciones en todo el país desde el siglo XVIII, solamente cuenta con  18.

Además, destaca el descubrimiento de un canal de 3,5 kilómetros sobre el que Osiris realizaba anualmente su famos  navegación del templo de Thonis Heracleion a su santuario en la vecina Canope, para ser sumergido y entrar en el más all.

En defintiva, “Osiris: misterios sumergidos de Egipto” es una exposición que gustará tanto a los amantes del Antiguo Egipto como al público en general. Una nueva visita durante tu viaje a París.

Foto vía Amigos de la Egiptología