Una interesante exposición sobre Rosseau

Desde el pasado 10 de febrero y hasta el próximo 6 de abril, la Asamblea Nacional francesa celebra el tricentenario del nacimiento del filósofo Jean-Jacques Rousseau (1712-1778), padre ideológico de la Revolución Francesa e inventor de la ciudadanía moderna, a través de  una  interesante exposición denominada «Rousseau et la Révolution».

La muestra pretende adentrarse en la vida personal de Rousseau así como en sus ideas y su magna obra. Una amena forma de conocer una de las figuras más relevantes de la historia de la humanidad.  Las ideas de este genio sigue en pie hoy en día. Su obra ha llegado a todos rincones del planeta.

La exposición se ha organizado en tres ejes principales, partiendo en primer lugar del fondo excepcional de manuscritos que posee la Asamblea Nacional Francesa, como herencia del periodo revolucionario, debido a que fue la Convención Nacional la que reunió esos manuscritos.

Asismimo, esta noable muestra  aspira a demostrar  el papel de autoridad tutelar de Rousseau,  un icono de la Revolución francesa, compartido por todos los partidos políticos, toda vez que incluso los más opuestos se reconocen en él y se siente deudores de su pensamiento.

La exposición dispone de más de un centenar de obras, entre ellas una treintena de manuscritos, procedentes de los fondos del Parlamento francés, pero también de la Biblioteca Nacional y de Ginebra; así como grabados, óleos y caricaturas sobre la vida y la obra del autor de «El Tratado Social». Precisamente los visitantes podrán  contemplar varios originales de esta magna obra del filósofo francés (para muchos su libro más importante), así como los de «La Nueva Eloísa» y «Emilio».

En definitiva, se trata de una sobresaliente manera de penetrar en el universo de Jean-Jacques Rousseau quien nació en  Suiza el 27 de junio de 1712 y murió en aquel país el 2 de julio de 1778.

Foto vía L’Express