El arte de Roy Lichtenstein llega al Georges Pompidou

Roy Lichtenstein

El Centro Georges Pompidou aborda  el arte de Roy Lichtenstein (1923-1997), en la primera retrospectiva en Francia de ese sobresaliente  maestro del pop estadounidense, además de  uno de los primeros artistas posmodernos.  La exposición cuenta con  más de un centenar de obras, muchas de ellas nunca vistas antes en Francia. Se podra ver hasta el próximo 4 de noviembre en París.

Con sus obras este artista  se alejó desde la década de 1960 del expresionismo abstracto dominante, para encarar su talento hacia la cultura popular y los más nimios objetos cotidianos.

Esta exposición parisina aspira a conducir al visitante  más allá del pop  hasta descubrir en Lichtenstein a uno de los primeros artistas posmodernos, debido a  su reinterpretación de los movimientos de vanguardia.

En un primer momento, este artista fue acusado por ciertos críticos de ser un mero copist. Luego fue  considerado uno de los más grandes artistas de su tiempo. Además, Lichtenstein destacó  un gran estudioso de la historia del arte y de sus maestros y tendencias, que inspiraron muchas de sus obras en la segunda parte de su biografía.

Monet, Mondrian, Brancusi, Léger y Matisse influyeron  claramente  en la producción de Lichtenstein  quien mantuvo un  diálogo con Picasso, ya desde los inicios  de la década de 1960, cuando hacia sus primeras viñetas.

Esta exposición está  distribuida por orden cronológico y temático en diez salas. En la primera de ellas se puede ver  «Look Mickey» (1961), obra pintada un poco por casualidad, en un momento en el que Lichtenstein buscaba diferenciarse de forma clara  del expresionismo abstracto y comenzar con un nuevo estilo en su obra.

De esas primeras obras icónicas inspiradas en la cultura popular de la década de 1960, los grandes momentos de la trayectoria de Lichtenstein conducen a sus diálogos con notables maestros de la pintura y a los paisajes, desnudos y bodegones de los últimos años de su trayectoria.

Hasta sus últimos y ligeros paisajes, inspirados en los pintados durante la dinastía china de los Song (entre los siglos X y XII), reunidos en la sala X bajo el título «El Zen versión impresa», presentan su característica huella pop.

Foto vía Le Noveau Paris Ille de France