La rue des Francs-Bourgeois

La rue des Francs-Bourgeois se encuentra a caballo entre los distritos 3º y 4º de la capital gala. Se trata de una calle que tiene varios detalles interesantes para el turista que viaja con tiempo a París.

Por la rue Pavée se llega hasta la rue Vieille-du-Temple. Curiosamente, varias tiendas de moda han conservado todavía sus antiguos escaparates, todo un testimonio del caracter popular y sencillo de este barrio en otras épocas. En el número siete de la rue des Francs-Bourgeois, se puede ver en una antigua carnicería con granchos a todo lo largo de la pared del local.

Además, en la esquina de las calles de Sévigné y des Francs-Bourgeois, una antigua panadería-pastelería con el típico decorado exterior, y en el número 29, se alza una panadería con un bonito esmalte representando un molino de harina.

La rue des Francs-Bourgeois, una sorpresa parisina

A continuación, existen un conjunto de mansiones de fachada muy original. En el número 30, está el Hotel d’Almeyras que presenta una preciosa portada. En el número 31, sobresale el Hotel d’Albret que cuenta con una portada esculpida, leones en el tímpano y un balcón labrado; hoy en día, funciona como la sede de la dirección de Affaires Culturuelles de la Ville. Se construyó en 1550. En el siglo XIX funcionaba como una singular fábrica de lámparas.

Luego, en el número 37, se levanta el Hotel de Sandreville  que cuenta con una fachada típica del estilo Luis XVI. En el número 39, existe una casa del siglo XVII que era la sede de la singular Societé des Cendres.

Por otro lado, los números 34 y 36 albergaban durante el siglo XIV una pintoresca casa de lismona donde iban los pobres exentos de impuestos. De esto procede el nombre de esta calle parisina, esto es, “franco-burgués”.

Por último, en el número 38, se encuentra el passage des Arbalétriers el cual mediante unos patios comunica con la rue Vieile du Temple. En este lugar, Luis Orleans, hermano de Carlos VI, fue asesinado por los discípulos de Juan sin Miedo, duque de Borgoña.